Vie. Dic 13th, 2019

Muere Dilan Cruz joven colombiano que fue herido en las protestas de ese país

La noticia, dada a conocer por el hospital San Ignacio, corrió como un rayo doloroso entre miles de jóvenes colombianos que pasaron frente al centro médico, donde era atendido. En días pasados le cantaban “Fuerza Dilan” o “Todos somos Dilan”, oraban y le dejaban flores y velas en su nombre. Todavía el pasado domingo su estado de salud era grave, pero muchos guardaban la esperanza de su recuperación. En la noche de este lunes los médicos advertían que su estado era crítico y finalmente anunciaron su muerte.

Muere Dilan Cruz, el joven que recibió un disparo de un policía durante las protestas en ColombiaEl acuerdo de paz de Colombia cobra vida con las movilizaciones sociales
Dilan Cruz, símbolo de las protestas en Colombia
El cóctel de descontento en Colombia acorrala a Iván Duque
El presidente de Colombia, Iván Duque, lamentó la muerte del estudiante. “Expresamos nuestras sinceras condolencias a su mamá, su abuelo y sus dos hermanas. Reitero mi solidaridad con esta familia”, dijo el mandatario que el sábado se vio obligado a hablar de este caso y anunciar una investigación al policía involucrado.

Su caso —aunque no era la primera denuncia por uso excesivo de la fuerza policial— va camino de convertirse en el rostro de la represión durante las protestas que ya suman cinco días. Pese a que han habido algunos focos aislados de violencia, las manifestaciones —sobre todo cacerolazos— han sido mayoritariamente pacíficas. La indignación de la calle tras difundirse las imágenes del joven desplomándose sobre el pavimento ha obligado al mandatario colombiano a pronunciarse y lamentar los hechos. “He ordenado la investigación urgente de este caso para esclarecer rápidamente lo sucedido y determinar responsabilidades. Nuestra solidaridad con su familia”, escribió Duque a través de su cuenta de Twitter.

Dilan tenía 18 años y estudiaba el último curso del Colegio Ricaurte IED, en el sur de la ciudad. Su hermana, Denis Cruz, recibió su título en un acto emotivo. “Queremos que esto que pasó con Dilan no sea para más disturbios, para armar más violencia, en lo absoluto, queremos que esto sea un detonante para acabar con la violencia, con todo lo malo que está pasando en este momento en el país”, dijo al borde de las lágrimas, durante la ceremonia de graduación a la que él no pudo asistir. “Así como todos, Dilan también quiere la paz”, dijo en la mañana.

También en el colegio sus compañeros habían realizado una marcha silenciosa para acompañarlo. Y aunque se decía que estaba en las protestas porque le habían negado un crédito para acceder a la universidad, el organismo que entrega los créditos dice que nunca recibió esa solicitud. Ese, sin embargo, es uno de los reclamos que sacó a miles de estudiantes a las calles: la desigualdad en el acceso a la educación superior.

Después de oír las palabras de Denis, con quien había hablado telefónicamente la víspera, el presidente Duque publicó este lunes un comunicado manifestando que se identifica “plenamente con su mensaje”. “Denis ha pedido que tengamos a Dilan en nuestras oraciones y así lo hemos hecho. Estoy seguro de que millones de colombianos estamos elevando plegarias a dios por su vida y por su familia”, había manifestado el mandatario minutos antes de que se anunciara su muerte.

Este hecho, junto a “un significativo número de personas detenidas arbitrariamente y heridas gravemente”, ya ha provocado que la oposición y colectivos de abogados advirtieran a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la grave situación que se vive estos días en Colombia. Ninguna de las intervenciones de los agentes antidisturbios del sábado se justificaba, aseguran fuentes cercanas a los senadores Iván Cépeda y Antonio Sanguino, al tiempo que expresan su “profunda preocupación” ante un eventual decreto de estado de conmoción interior, “que podría provocar un detrimento de libertades fundamentales y un aumento de la militarización.

Pero el de Dilan no es el único caso. La policía ha admitido que hay doce indagaciones y en Cali, ciudadanos reportan que Duván Villegas, otro estudiante que recibió un disparo durante el toque de queda en esa ciudad, se encuentra delicado, sin movilidad en las piernas.

 

El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!