Sáb. Jul 4th, 2020

La Casa Blanca anunció que cayó el último emir activo de Al-Qaeda en Yemen

El terrorista calificado por Estados Unidos y sobre el cual Washington había fijado un precio de USD 10 millones por datos que condujeran a su captura, Qasim al-Raymi, tambien conocido como “Qasim Mohammed Mahdi al-Remi” o “Sheikh Qasim”, fue el ultimo emir jefe del grupo terrorista Al-Qaeda en la Península Arábiga.

Segun un amplio informe de la Fundación del Proyecto Anti-terrorista para Oriente Medio, al-Raymi llego a ese importante cargo a mediados de junio de 2015, semanas después de que fuera abatido Nasir al-Wuhayshi, ex jefe de Al-Qaeda en la Península en un ataque con drones no tripulados ejecutado por Washington.

El emir al-Raymi dirigió el movimiento de combatientes de Al-Qaeda coordinando y conduciendo un papel clave “en la toma de territorio por parte del grupo en el sur de Yemen”. A finales de enero de este año, EEUU emitió un comunicado confirmando que había efectuado operaciones agresivas contra la conducción de al-Raymi en su territorio por medio de un equipo de dos aviones no tripulados. Estados Unidos confirmó la muerte del lider terrorista el pasado 6 de febrero.

Al-Raymi, había sido captado y entrenado por al-Qaeda en Afganistán 30 años atrás, en 2005 fue ingresado a una cárcel en Sanaa, Yemen, bajo cargos de favorecer y apoyar actividades terroristas. A principios de 2006, escapó de su cautiverio junto con dos docenas de prisioneros en proceso por cargos de terrorismo, entre los que estaba Wuhayshi, quien era miembro de alto rango de Al-Qaeda en Yemen.

Una vez en libertad y luego de su escape de prisión, al-Raymi colaboró estrechamente con Wuhayshi para reconstruir la red de Al-Qaeda en en el Yemen. Se puede decir que fue el quien era el mentor de la generación actual de militantes que conforman Al Qaeda tanto en Yemen como en Arabia Saudi.

Según el Departamento de Estado de Estados Unidos. Antes de asumir oficialmente el cargo de emir, al-Raymi se desempeñó como comandante militar del grupo y capturó con éxito un importante territorio en todas las regiones al Sur y al Oeste de Yemen.

Varias veces se dijo que al-Raymi fue reportado como muerto en combate, incluso por un ataque aéreo estadounidense a mediados de 2010. Pero su fama de imbatible entre sus hombres hizo que su popularidad creciera. En junio de 2015, reafirmó su lealtad al mas alto jefe de Al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri, de hecho hay un video publicado por la Fundación del Proyecto Anti-terrorista para Oriente Medio, fechado en julio de 2015, donde Al-Raymi ” jura lealtad a Zawahiri y tambien hacer la Yihad en la causa de Allah el Todopoderoso”, y prometió que la lucha contra Estados Unidos continuaría.

El Departamento de Estado lo había designado como Terrorista Global a traves de la Orden Ejecutiva 13224 el 11 de mayo de 2010. El mismo día, el Consejo de Seguridad de la ONU agregó a al-Raymi a la lista de sancionados por pertenecer al ISIS y Al-Qaida.

En uno de los clásicos mensajes de video de Al-Qaeda, el 30 de octubre de 2018, el grupo reveló que Qasim al-Raymi estaba muy enfermo.

El 9 de noviembre de 2018, el Departamento de Estado de EE. UU. Ofreció la recompensa de USD 10 millones por información que conduzca a la captura de Raymi. El 31 de enero de 2020, Estados Unidos anunció que lanzó un ataque con drones sobre la base de al-Raymi. La fecha exacta del ataque no se menciono, pero las agencias de noticias y los medios locales en Yemen informaron que el ataque estadounidense sobre el jefe terrorista fue el día 25 de enero en la provincia de Marib en Yemen.

Después de meses de rastrear a al-Raymi a través de vigilancia aérea y otras medidas de inteligencia. Según un funcionario estadounidense que informo sobre el ataque, organismos de inteligencia estadounidenses pudieron obtener la ubicación de al-Raymi por parte de un informante cercano a los lideres tribales que reclamo la recompensa en Yemen a fines de noviembre. El ataque con aviones no tripulados de estadounidense que abatió al lider terrorista destruyó un edificio por completo el edificio que servia de base al lider terrorista y tambien albergaba a mas de 30 militantes de Al-Qaeda.

La Casa Blanca confirmó la muerte de al-Raymi recientemente, en un anuncio de la primera semana de febrero. Las agencias de inteligencia occidentales que siguen de cerca el escenario político en Yemen están hablando sobre la complejidad de la sucesión del jefe terrorista dada la puja entre media docena de lideres de Al-Qaeda en la Península Arábiga. Sin embargo, no hay duda que quien sea designado su sucesor estará a cargo antes de finales de febrero. Así lo ha señalado un comunicado del pasado día miércoles del líder de la organización, el medico egipcio Ayman al-Zawahiri.

 

Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *