Mar. Ago 11th, 2020

Juan Bracamonte presidente de Avior Airlines vendió aeronave al régimen y este se prepara para viajar a Irán en vuelo de prueba

Una vez más el régimen de Nicolas Maduro se sale con las suyas, y se burla de las sanciones impuestas por los Estados Unidos por cercar la democracia venezolana.

Un avión sin los colores que identifican a la aerolínea de @avior_online llegó a Maiquetia. al parecer este aeronave arribó  para su vuelo de prueba a la república de Irán, logrando así que Nicolás Maduro imponga su voluntad.

Nicolás Maduro requiere además de aeronave de largo rango y gran capacidad de carga para reforzar el puente aéreo con el estado islámico de Irán, con quien mantienen un acuerdo de asistencia en todos los sectores y quien es el principal receptor del oro y el uranio venezolano.

La información la reveló en instagram por el ex diputado  pancho_tosta , tambien reveló que hicieron todo lo posible para evitar esta venta ilegal.

De esta manera el régimen burla una vez más las sanciones impuestas por los Estados Unidos y se sale con la  suyas, también denunció que  Juan Bracamonte pasas a la historia de nuestro país como un vende patria.

 

View this post on Instagram

Torneo de Golf – Copa Avior-

A post shared by Juan Bracamonte (@juanbracamonte) on

Nicolás Maduro desesperado por la captura de Alex Saab y cada vez más cercado por las medidas y sanciones de la comunidad internacional busca de manera desesperada sortear las trabas impuestas y para ello se apoya en inescrupulosos actores del sector privado empresarial, para el Narco-Terrorista Gobierno Venezolano en este momento su obstáculo a sortear es la manera de adquirir aeronaves que le permitan volar directo a las capitales del “eje del mal”, evitando que se repita lo acontecido con Alex Saab, quien fue detenido porque el avión en que volaba tuvo que hacer una parada técnica para reabastecerse de combustible por no tener el rango suficiente para volar sin escalas, para ello están buscando comprar Aeronaves de largo rango, pocos en el planeta están dispuestos a vender aeronaves al gobierno de Venezuela o a sus aerolíneas estatales por temor a ser sancionados.

 

En esta oportunidad llega al rescate Avior Airlines C.A. quien a través de sus directores y accionistas, Jorge Añez, Jorge Luis Añez y su presidente Juan Bracamonte, están negociando con una entidad desconocida (presuntamente de Saab) designada por el Gobierno Venezolano, la compra de un Avión Airbus 340-300 de la flota de AVIOR para ser operado por la aerolínea estatal CONVIASA. El 340-300 de Avior, serial fabricación número 199, tiene un rango de 13,500 Km, puede ser configurado hasta 440 pasajeros y tiene capacidad de peso máximo de despegue de doscientas setenta y cinco (275) toneladas.

Fuentes internas del INAC y de AVIOR, revelaron que a la fecha ya se han realizado varias reuniones del área financiera y técnica donde Añez desde su residencia en Miami instruye a Jorge Alva, su vicepresidente de finanzas, mientras este se reúne con autoridades del gobierno venezolano, todo coordinado por Juan Bracamonte. CONVIASA aprobó la adquisición de la aeronave la cual será llevada a Irán donde se le realizará un servicio mayor antes de incorporarla a la flota de la estatal, entretanto AVIOR para no quedar en evidencia ante el mundo pidió al gobierno que el avión le fuera expropiado, pero este se negó para evitar escándalo, en consecuencia acordaron seguir con la venta y Avior ha puesto dos condiciones:

1) Que el Avión le sea removido cualquier imagen de Avior antes de salir de Venezuela.

2) Para no recibir pago en divisas y creyendo que con eso puede eludir las sanciones internacionales, acordó recibir el pago en especie, es decir, mediante créditos en combustible con PDVSA y créditos con otras entidades del gobierno a las que AVIOR hace pagos regularmente con ocasión a su operación, esto finamente estructurado por Bracamonte que a través de sus estrechas relaciones con el narco terrorista y forajido gobierno de Maduro logró poner de acuerdo a todos los involucrados, entre tanto, a la par de que los Añez y Bracamonte ayudan a Maduro a sortear las sanciones y a incrementar su alianzas con el estado Islámico de Irán, viven y tienen a sus familias en la libertad y la seguridad del Sur de la Florida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *