Sáb. Oct 24th, 2020

«En Doral, las campañas políticas siempre son extremadamente sucias» Reservista de la PBA fue sorprendida infraganti

Doral FL (19 de septiembre de 2020 12:30 pm) Un presunto miembro de la Police Benevolent Association (PBA) en el sur de Florida y un miembro del personal de la campaña de Claudia Mariaca (candidata a Doral City Council) fue sorprendido in fraganti en la esquina de Miami-Dade (NW 87 Ave y 74 St) instalando un cartel político de la candidata Mariaca donde unas horas antes en el mismo lugar había un cartel instalado por su opositor político Rafael Pineyro y también otro de Víctor Cámara, candidato a la Alcaldía. Estos carteles fueron eliminados y “desaparecieron mágicamente”.

 

 

Presunto reservista instalando la valla publicitaria de Claudia Marica justo en el mismo lugar donde estaban las de Rafael Piñeyro y Víctor Cámara, las cuales sacaron y desaparecieron.

 

Al ser abordado por simpatizantes del candidato Piñeiro, la persona que los retiró se negó a informar sobre el paradero del candidato y solo dijo: “Conozco a los que quitaron los carteles de Piñeiro, pero es posible que tengas que pagar para recuperarlos”.

 

 

Se instaló la cartelera de Claudia Mariaca donde se retiraron las del candidato Piñeyro y Cámara.

 

Curiosamente, a esa misma hora y en una esquina cercana, el alcalde de Doral Juan Carlos Bermúdez y Claudia Mariaca se estaban tomando fotos y luciendo un semáforo que finalmente instalaron después de más de 4 años de reclamos por parte de los vecinos de Doral.

 

 

Juan Carlos Bermúdez habilitó el semáforo de NW 74th St. y 97th Ave., justo donde unos minutos antes se retiraron las otras dos vallas publicitarias del candidato Pineyro y Camara.

 

 

Publicación de Claudia Mariaca en su cuenta de Facebook, anunciando el funcionamiento del semáforo en la misma intersección donde fueron retiradas las vallas publicitarias de Rafael Pineyro y Víctor Cámara. “En Doral, las campañas políticas siempre son extremadamente sucias, y esto es solo el comienzo”. Uno de los simpatizantes del candidato Piñeyro, que por temor a represalias prefirió permanecer en el anonimato, nos confesó su “indignación ante los constantes abusos de poder por parte de la administración Bermúdez y los concejales compinches”. “Estos concejales de Doral que promueven legislación para limitar el tamaño de los letreros políticos dentro de la Ciudad de Doral, colocan letreros más grandes de lo permitido dentro de los límites de la ciudad al otro lado de la calle en terrenos no incorporados del condado de Miami-Dade. Es absurdo que ellos mismos se aprovechen de la ley que nos imponen a los residentes “.

 

 

El mismo vecino también señaló que “otro abuso de poder es evidente cuando se jactan del respaldo de la Police Benevolent Association (PBA), organización cuyo presidente, Steadman Stahl, es íntimo amigo del comisionado José Pepe Díaz. El aval de la PBA se realizó sin entrevistar al otro candidato.

 

Estas fotos muestran la benevolente relación política entre la Comisionada Mariaca y el Alcalde Bermúdez con la organización PBA y su presidente Stahl.

 

 

La supuesta remoción de carteles de rivales políticos podría resultar en una violación de las leyes de campaña política en el estado de Florida.

 

Juan Carlos Bermúdez supuestamente usó su influencia para solicitar a los equipos de Miami-Dade que eliminaran y destruyeran los anuncios de los candidatos Víctor Cámara y Rafael Piñeyro.

 

 

Terceras vallas publicitarias desinstaladas y destruidas por orden de Juan Carlos Bermúdez, según Lowell.

Días después de este incidente, aparecieron carteles publicitarios de Juan Carlos Bermúdez, justo en los mismos rincones donde se instalaron por tercera vez los anuncios de Cámara y Piñeyro.

 

 

Adicionalmente, pudimos confirmar vía telefónica con el señor Lowell, quien es parte de la familia propietaria del relleno sanitario ubicado en Miami-Dade, que recibió una solicitud de Juan Carlos Bermúdez para retirar y destruir 12 vallas publicitarias del Victor Camara y Campaña de Rafael Pineyro, avisos que se instalaron en el cerco de este aliviadero.

 

 

Curiosamente, el Sr. Lowell y su familia a través de la empresa Doral 10, tienen una demanda en curso contra la Ciudad de Doral por unos 30 millones de dólares.

Esta peculiar amistad que el señor Lowell confesó tener con el alcalde Bermúdez, acabe quizás con otro de los arreglos amistosos que la ciudad paga por compensación con fondos públicos.

Clityofdoralnews

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *